jueves, 3 de julio de 2014

Conectada con el mundo, de nuevo

Habiendo estado sin conexión a internet por unos cuantos días, sumado a una serie de acontecimientos de índole personal que me mantuvieron en silencio durante el último par de meses, vuelvo a la carga con el quilt de Gael, terminado.

La verdad es que - cada día más - encuentro que este trabajo es terapéutico y agradezco haberme convertido en una "quilter".  Me permite recluirme en el cuarto de costura por muchas horas, escuchando el silencio exterior y mis pensamientos tropezando con agujas, hilos, telas y papeles.

Me he encontrado un puñado de mujeres con las que comparto el gusto por la costura y un espacio de encuentro y trabajo todas las semanas, nos reímos y nos apoyamos.

En fin...  así es que los proyectos pasan de un pensamiento a los trabajos terminados.  Llenos de anécdotas, asociados a conversaciones, tés y tortas.  Gracias!