miércoles, 17 de junio de 2015

Salen mantelitos individuales

Hace un par de veranos tuvimos la oportunidad - como se ha hecho una costumbre, por suerte - de reunirnos con Cecilia Koppmann en Punta del Este.

La cosa versó sobre quilteado libre y estuvo buenísimo, porque - a pesar que en primera instancia parece una tarea fácil - es un lío controlar la máquina, la velocidad, las manos, el pié, etc. - resulta todo una cosa!  Es lindo de hacer, medio estresante al principio y muy relajado al final.

Hay que practicar.  Ese es el secreto, dijo Cecilia.  También es lo que dice Lori Kennedy, otra genia de esta modalidad.  Y Ana María Brum - amiga y prima de amiga - dice lo mismo.  Así que la conclusión fue:  "hay que meterle, porque si es lo que dicen las que saben...  por algo será!"

Así que primero me armé un sandwich con lienzo y guata y arranqué a dibujar...  Por suerte los dibujos empezaron a cruzarse entre sí y entre todos se armó un berrodo imposible de descifrar...  como cuando con tres añitos nos hacíamos de un lápiz y un papel...  redondito, cuadradito, estrellas, lunas, merengues, letras, macacos, flores y hojas.

Cuando aquello ya no permitía distinguir entre todos los garabatos qué cosa era qué cosa y yo empecé a sentirme más cómoda, armé unos manteles individuales y puse manos a la obra.

Y me entusiasmé.  Me encantó y me envalentoné.  Aquí van algunos de los 7 u 8 con los que inicié esta aventura.  Si consigo las fotos de los demás, las compartiré gustosa...  pero en este berenjenal de imágenes que tengo en la computadora, el tablet y el teléfono...  es milagroso que haya rescatado este par.







Habiéndome enamorado de la silueta de este VW escarabajo, que vi en una T-shirt de Tiago, me tomé la libertad de incorporarlo al mantel de Valentino y también al de Federico.


Y para Valentino, también tomé una idea de una amiga de Flickr que diseña caricaturas (que me encantan, por cierto) entre otras cosas (Carol)














martes, 20 de enero de 2015

Tres para tres ♥

Así es:  Pato (Patricia, mi ahijada #2) y Alejandro decidieron agrandar la familia.  Y bueno, cuando hablan de "agrandar", quieren decir exactamente eso:  AGRANDAR!!!

Entonces, para no andar perdiendo el tiempo, encargaron TRES bebés al mismo tiempo...  sí, TRES!!!  Lucas, Matías y Pilar.  Y hubo que ponerse a tri-preparar la tri-llegada.  Tri-pensar en tri-quilts.  Tri-agrandar el corazón y ver cómo se triplicarán los brazos de esa familia para atender a todos al mismo tiempo!


Por aquí hicimos lo que teníamos al alcance de la mano, por el momento:  saqué las telas de los estantes, las desparramé encima de las mesas y me puse a mirar y elegir.  Las telas de Robert Kaufman con los personajes de Dr. Seuss fueron las que ganaron el campeonato para los varones.  Las de Timeless Treasures con hadas y varitas mágicas, para Pilar  ♥














jueves, 16 de octubre de 2014

Almohadones añejados

Terminé de armar estos tres...  dos ya están añejados (2011) y el otro, no tanto.

Van de regalo para la benjamina de los hermanos, Ali.  Calculo que irán al "lugar de estar" de la casa de Parque del Plata, pero eso ya no lo decidiré yo :)







jueves, 7 de agosto de 2014

Sale uno para Durazno!

Y sí:  sale un quilt para mi hija Lucía, que vive en Durazno (en el centro del país).

Por ahora están prontos el frente y el reverso.  Falta armar el sandwich con la guata, hilvanar y empezar a acolchar.  No pienso cuánto tiempo insumirá el trabajo, pero no importa.  Lo que importa es que me encanta cómo quedó y voy a hacerlo lo mejor que pueda.

Cuando vaya andando, lo compartiré aquí con ustedes.  También voy a compartir - como corresponde - la referencia del patrón y la revista donde lo encontramos (ahora mismo no tengo los datos conmigo)



Así empezó.  Bloque a bloque fue saliendo y a cada paso, más me gustaba.



El reverso es de lienzo (color crudo) y algunas telas aprovechadas hasta el último recorte.


Visto desde el entrepiso.



Sobre la cama nuestra.  El quilt mide 95'' de lado (aproximadamente).  Cuando esté terminado, pondré las dimensiones exactas.


video
Y sí! Di la última puntada del quilt para Lucía y aunque pasó mucho tiempo desde que empezó a parecerse a algo y el día que fue terminado, nunca perdió su lugar de privilegio en mi mesa de trabajo, siempre fue prioridad Nº1 y ahora es motivo de orgullo y alegría.

Cada trabajo me gusta más que el anterior, todos me seducen en algún punto. Creo que - sencillamente - mi máquina de coser y las telas me tienen hechizada y no me molesta para nada.










jueves, 3 de julio de 2014

Conectada con el mundo, de nuevo

Habiendo estado sin conexión a internet por unos cuantos días, sumado a una serie de acontecimientos de índole personal que me mantuvieron en silencio durante el último par de meses, vuelvo a la carga con el quilt de Gael, terminado.

La verdad es que - cada día más - encuentro que este trabajo es terapéutico y agradezco haberme convertido en una "quilter".  Me permite recluirme en el cuarto de costura por muchas horas, escuchando el silencio exterior y mis pensamientos tropezando con agujas, hilos, telas y papeles.

Me he encontrado un puñado de mujeres con las que comparto el gusto por la costura y un espacio de encuentro y trabajo todas las semanas, nos reímos y nos apoyamos.

En fin...  así es que los proyectos pasan de un pensamiento a los trabajos terminados.  Llenos de anécdotas, asociados a conversaciones, tés y tortas.  Gracias!